El técnico de Argenina no le pone restricciones al delantero del Barcelona dentro de la cancha.