Horarios

Matín Onti: Premio a la discrepancia

MADRID, España.- Se pueden comprender los puntos de vista y, quizás, desde esa perspectiva deberíamos analizar las diversas opiniones. Los pareceres a que distintas personas de entregan para tomar partido por una u otra decisión, mutan de acuerdo al gusto personal y las variaciones pueden no tener raciocinio más allá de un sentimiento que influye caprichosamente y que no deja alternativa otra que la aceptación a una resultante. 
 
 
Concretamente en el caso de la entrega de premios FIFA ‘The Best’, las características de las votaciones han variado entre quienes otorgaban puntos desde sus propios análisis. Esto es lo primero que debemos comprender para juzgar posteriormente los resultados. Nos equivocaríamos gravemente de no tener en cuenta este valioso punto para justificar este tipo de actos y tomarlo a partir de allí.
 
Inclinándonos a aceptar este origen como nacimiento de un premio, y siendo quien sea el que juzga, la resultante terminará entendiendo que el final al que se arriba no está tan extremadamente alejado de la realidad. Con grados más o grados menos de comprensión del fútbol, la lectura no sobrepasa los límites de una verdad que admite errores de colores y apetitos diferentes.
 
Sí, verdaderamente en una época en que todo tiende a ser computarizado y tecnológicamente administrado –VAR incluido- las discrepancias entre lo inmodificable y lo natural, puede que sólo se remitan a la opinión de los aficionados o a la de aquellos buenos samaritanos dentro de un grupo selecto que se animan a dar rienda suelta a la entrega de un premio.
 
Me pregunto en qué puede haber una desigualdad que signifique una obscenidad de grueso error no admisible en una premiación como la de anoche en Londres, y de verdad, midiendo con una vara personal, hubiese agregado detalles que no dejan de ser una cuestión personal y, por ende, en tal caso, ausente de compatibilidad general con quienes se decidieron por nombres propios que sí quedarán en la historia de esta temporada.
 
Luka Modric fue el máximo y lógico triunfador en el Royal Festival Hall junto a Thibaut Courtois y Didier Deschamps en el fútbol masculino. La eterna Marta y Reynald Pedros en la rama femenina. El egipcio Mohamed Salah se hizo acreedor al premio ‘Puskas’, más por presencia en la sala que por mérito de autoría, en una ceremonia donde más que las ausencias físicas de Messi y Cristiano Ronaldo se notaron algunas otras, como la Antoine Griezmann, que pasó inadvertido en el equipo ideal habiendo sido campeón del mundo con Francia y figura desequilibrante en el Atlético de Madrid, actual dueño de la Europa League y la Supercopa de Europa.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!