Horarios

Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST
Las transacciones de futbolistas en la ventana invernal han dejado de ser una etapa de relleno para las instituciones europeas.

Martín Onti: Un invierno muy diferente

MADRID, España.- Ya las transacciones de futbolistas en la ventana invernal han dejado de ser una etapa de relleno para las instituciones europeas. Lo importante es sumarse al carro de la victoria a cualquier precio y, para ello, contratar nuevos elementos en cada oportunidad que se tenga para fortalecer las plantillas, es una necesidad imperiosa que está cambiando la escena del fútbol también a mitad de temporada.
Los logros se deben convertir en réditos inmediatos porque así lo demanda el negocio que exige consolidarse a los clubes en los puestos de avanzada, para definir liderazgos en cuanto sea posible. Sin especular que tan temprano se definen los títulos, lo que importa es conseguir conquistas que signifiquen mejorar inversiones a cualquier altura de los torneos.
 
Ya parece no ser redituable llegar cara a cara con los adversarios sobre el final de una liga para definir un campeonato, muy por el contrario, si se tiene asegurado un torneo lo antes posible se habrá cumplido con las expectativas creadas por quienes han programado el tipo de números que esos contribuyentes han pensado de manera mercantil.
 
Es verdad que la parte deportiva importa, que ciertamente cuenta para los seguidores de aquellas entidades que como el Manchester City, el Bayern de Múnich, el Paris Saint-Germain y el Barcelona llevan distancias muy difíciles de acortar para su seguidores en el fútbol de Europa y consolidando con esas posiciones ventajosas, una justificación de sus planeamientos inversores.
 
 
Justamente las instituciones nombradas, de grandiosos y costosísimos expendios esta temporada, inclusive en la ventana invernal, son los que dominan el firmamento futbolístico de Inglaterra, Alemania, Francia y España respectivamente. Incluso mucho tiempo antes del final de tales ligas podrían considerarse campeones ya, lo que corroboraría que los resultados son directamente proporcionales a las inversiones realizadas y, así, tener que darles la razón por anticipado.
 
Es claro que el fútbol está cambiando, que el desembolso de grandes fortunas en el deporte está dándole un rumbo diferente al mundo del balón. Lo que resta por saber es si esto nos agrada, si consideramos que en realidad no importa ya que los clubes, nuestros equipos de toda la vida, se acerquen a esa personalidad indefinida a base de talonarios que tiene por camiseta el color del dinero.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!