Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Martín Onti: Tres actos y un final

MADRID, España.- Primer acto: Un hombre mayor invade un campo de juego en Salónica. Con poderes avizorados por la gracia de los dioses griegos el presidente del PAOK, Ivan Savvidis, irrumpe en el partido que su entidad mantiene ante el gran AEK de la capital, Atenas, y decide hacer justicia por su propia mano. Una pistola en su poder es la herramienta que su cabeza entiende para que su equipo deba ser dado por vencedor del encuentro y la justicia duerma en el límite Macedonio para la felicidad propia un de sus adeptos. Como si nada sopesara lo que sucede alrededor, la victoria se certifica concluido el cotejo a favor de su institución en la tranquilidad de un vestuario y con la anuencia del miedo que estrecha la mano de la permisividad.

Segundo acto: El London Stadium en la capital británica se viste de desconcierto. El West Ham enfrenta al Burnley por un juego más de la Premier en el que el conjunto de David Moyes pierde por tercera vez consecutiva y ve seriamente amenazada su continuidad en la categoría máxima del British Football. No habla la cuantiosa inversión que se ha hecho en los equipos ingleses al principio de temporada para mantener un negocio que depende absolutamente de triunfos, sino a voces de derrotas que empujan a los ‘hammers’ a intentar una salvación que su muestra de productividad no coincide con las esperanzas a sus seguidores. Invasión de campo, violencia controlada por los propios futbolistas y huida de los directivos que no saben cómo lidiar con el esperpento del escenario en su propia casa.
 
Tercer acto: Norte de Francia, Lille, aquella institución que despidiera de manera un tanto bizarra a Marcelo Bielsa esta misma temporada, sufre el ingreso de aficionados enajenados con sus propios jugadores por una campaña de ribetes preocupantes. Un empate ante el Montpellier significa que el fantasma del descenso se cierne sobre la institución del norte de Francia y la Ligue 1 comienza a ser más una quimera que una realidad para ellos de cara a la próxima temporada. Tres futbolistas del Lille sufren el acoso violento de los inadaptados que burlan la vigilancia de protección y el caos escampa a sus anchas en el estadio Pierre-Mauroy para desconcierto del fútbol.
 
Tres actos viscerales, tres sucesos inconcebibles, tres hechos que marcan los días preocupantes que vive el balón en Europa. Grecia, Inglaterra, Francia... bien podría haber sido cualquier otro sitio del firmamento futbolístico del viejo continente y nada hubiese cambiado en la conceptualización de un problema de urgente soluciones o al menos de conflictos derivados.
 
La Copa del Mundo está al iniciarse. Se entiende que los orígenes de las frustraciones serán diferentes, pero no las reacciones. La explosión de actitudes tienen denominadores comunes que apuntan a un centro, la satisfacción de necesidades de un existencialismo que contempla sólo el éxito económico a que se apunta con resultados que pasan muy lejos de las derrotas, esas que suelen doler en los bolsillos de quienes confiaron en promesas mal presagiadas, mal asumidas y mal digeridas.
 
Martín Onti
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!