Horarios

Edgardo Bauza ayuda a levantar la pesada lápida que le permita a Icardi volver a ser un hombre de bien, amén de un simple jugador de fútbol. (Foto: Getty Images)

Martín Onti: Mauro Icardi y su enésima oportunidad

MADRID, España.- Habría que comprender la verdadera idiosincrasia del argentino, o de algunos seres humanos, para entender la esquiva convocatoria a la selección de Argentina del atacante del Inter de Milán por parte del técnico de turno. En este caso, Edgardo Bauza, en apariencia, no hace más que respetar una continuidad de comportamiento que data desde el compromiso sentimental que une al capitán nerazzurro con la modelo y representante, Wanda Nara.
Todo parte desde los tiempos del Barcelona cuando, estando en el organigrama del club catalán, Mauro Icardi compartía vivencias con Maxi López, quien por entonces estaba en relación marital con la hoy pareja de Icardi. En aquella ocasión, los López-Nara vivían en la ciudad Condal en cuyo domicilio dieron cobijo al joven Mauro como un integrante más de la familia y donde, aseguran algunos, nació el amor entre el mejor amigo de Maxi y su mujer por aquellos días.
 
Desde entonces, a nadie en Argentina ni en España, ni menos en Italia, le ha resultado extraño la manifiesta y comprensible enemistad entre López e Icardi a tenor de las abiertas declaraciones del hoy delantero del Torino en contra de la "usurpación propietaria" que el goleador del Inter hizo, en teoría, de su residencia matrimonial en Barcelona.

Una síntesis de los hechos, aunque algunos acusen frontalmente como Diego Maradona y otros insinúen como Gerardo Martino, nos permite deducir la ausencia de Icardi en el seleccionado argentino, donde sólo fue citado en una oportunidad por Alejandro Sabella y nunca más volvió a ser tenido en cuenta para el plantel superior Albiceleste con miras a una convocatoria de considerable seriedad.

Hoy, tras las buenas actuaciones del centrodelantero interista en el equipo que dirige el holandés Frank de Boer, vuelve a reflotarse el tema de su llamada a una escuadra nacional que está en reconstrucción ofensiva, sobre todo debido a las dudas que generan los 9 con que el entrenador rosarino cuenta para acompañar a Lionel Messi en el frente del ataque.

Separar el funcionamiento deportivo de las actitudes propias de la vida, parece ser el centro de la decisión en que el fútbol argentino se basa para dictaminar si el nuevo entrenador del bicampeón del mundo, Edgardo Bauza, levanta la pesada lápida que le permita a Mauro Icardi volver a ser un hombre de bien, amén de un simple jugador de fútbol, o no.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!