Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST
Martín Liberman, periodista argentino

Martín Onti: Mannequin Challenge

MIAMI, Florida.- Bienaventurados sean aquellos momentos históricos que nos permiten expresarnos con la propiedad adecuada para ser perfectamente comprendidos, y  hacer que una explicación sea mejor entendida desde la facilidad que un ejemplo otorga a una situación, evitando así tener que detallar las sandeces de un hecho detestable e incómodo.

El uso apropiado del último de los caprichos de las revolucionarias modas contemporáneas, el ‘Mannequin Challenge’ al que todos parecen querer sumarse a modo de expresión de la estupidez pasajera, nos ahorra camino para explicar cómo el congelamiento de imágenes del momento presente pueden servir de utilidad para mejorar el nefasto futuro que inevitablemente solemos comprobar en el movimiento posterior, cuando ya se ha hecho tarde para correcciones.

De poder patentarlo, y hacerlo propio, más de uno invertiría en dicho modelo para intentar transformar la ficción en una tranquila realidad y salvarse de la quema inquisidora a que es arrojado por el entorno cuando el rodaje continúa camino a la próxima escena.

Más de uno, alrededor del globo terráqueo, haría un esfuerzo por financiar la adquisición, de la manera que sea, para poseer el invento a como diese lugar. Algunos de ellos en el periodismo deportivo argentino, de ese que traiciona en vivo el impulso del ser humano, haría lo imposible para ser dueño de una congeladora de imágenes que le permitiese advertir errores que dejan en evidencia el comistrajo con el que deberá alimentarse en el futuro y al descubierto el machismo recalcitrante del árbol de su cinismo.

Si de anteponer nombres a la mención de la insolencia se trata, prefiero pasar de ello pues no considero que haga falta a la luz de los hechos. Estas últimas semanas demasiado nos ha dado el fútbol internacional para aprovechar las ventajas que el ‘Mannequin Challenge’ otorga en sorna para la diversión de la gente. 

Lo suyo, y apropiado, sería aplicar el ejemplo para darse cuenta que pensar antes de hablar podría ser más saludable a la hora de abrir la boca, sea el que blasfema dueño de un repudiable sello personal en su terruño, apadrinado por quien sea, o represente a la madre de las demás madres.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!