Horarios

Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST
En estos tiempos contemporáneos es difícil ser una personalidad del fútbol, sobre todo para jóvenes ávidos de fama.

Martín Onti: Los medios y el fin

MADRID, España.- Recientemente un reputado examinador forense, el médico alemán Harald Voos, afirmó que la masturbación alcanza, al menos en Alemania, una cifra preocupante de personas que mueren pretendiendo llegar al orgasmo de maneras tan bizarras como impensables consiguiendo una complacencia sexual desconocida, subestimada por un hecho autoerótico sin tener en cuenta su verdadero y peligroso desenlace. En estos casos lo importante y trascendental pasa a ser la conquista del placer y los modos para alcanzarlo, un medio que justifica el fin deseado.
 
Hago la mención de una problemática de actualidad soterrada, como una manera adecuada para poder comprender muchas cosas que al común de los mortales nos cuesta entender desde nuestras simples realidades. No busco destacar ni juzgar el hecho de utilizar medios inusuales para alcanzar los objetivos que alguna gente se propone sino, de esta forma, acercarme a la verdadera comprensión de un porqué.
 
Es evidente que los mundos que rodean a ciertas personas diferentes en sus maneras de pensar y actuar, tienen componentes que escapan al mero análisis cuando se quiere explicar algo singular. Sin embargo, y salvando las diferencias, sólo pretendo que nos acerquemos al entendimiento de acciones límites para buscar el placer que ya no se encuentra en lo habitual de gente especial como, por ejemplo, son algunos deportistas de élite.
 
Esta pasada semana o último mes, o mejor dicho, en estos últimos tiempos, las noticias sobre Neymar Jr. se han dispersado por el mundo ordinario de una persona común, sin posibilidad de poder relacionar las actitudes del atacante brasileño del Paris Saint-Germain con otra comprensión que no sea la de un divo en pleno endiosamiento. Desde incomprendidos viajes tan urgentes como ocultos, organización de fiestas y hasta ocurrencias no aconsejables para la salud de un profesional, sólo la incoherencia tiene un punto en común con la búsqueda de una explicación lógica para el mortal de a pie.
 
Tampoco pretendo condenar la vida personal de Neymar yendo mucho más allá de lo futbolístico, cosa que curiosamente sí me atrevo a relacionar en este artículo para mencionar que su comportamiento dentro del ambiente de su mundo extra deportivo, tiene que ver con esa búsqueda de fronteras desconocidas para conquistar lo que, me temo, ni siquiera él sabe de qué se trata.
 
En estos tiempos contemporáneos es difícil ser una personalidad del fútbol, sobre todo para jóvenes ávidos de fama, sin preparación afín a sus roles de personajes privilegiados y con excelentes recursos financieros que les acerca el mundo a sus pies. Por ello es esencial que estos "elegidos" tengan un entorno que les mantenga los pies sobre la tierra de los mortales y que les recuerden que los dioses no usan pantalones cortos dentro de un campo de juego.
 
Todo el estamento que rodea a una figura destacada, como Neymar por ejemplo, debería ser consciente de la importancia que su comportamiento tiene no sólo para él mismo, sino el daño colateral que sus actos podrían ocasionar en quienes le admiran, muchos de ellos niños que lejos están de poder satisfacer el más insignificante capricho de estos ídolos que, a su modo, justifican cualquier medio para la consecución de unos fines que rozan con la absurda ficción de otros.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!