Horarios

Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST
Foto: EFE

Martín Onti: Deportivo 1-0

MADRID, España.- Capítulos enteros se podrían escribir sobre el sentimiento de un aficionado para aceptar su destino. Vuelvo a recrear un karma asumido. Dependiendo de las circunstancias, hay quienes son felices escudándose en el buen juego y los mediocres resultados; quienes se gustan y reflejan con goles su eficacia; y aquellos, que con vencer por la mínima ya son enteramente dichosos y poco importa todo lo demás. Esa es la vida, su similitud con el fútbol, y viceversa.
 
Por ello es que esos clubes transformados por concepto futbolístico en Deportivos 1-0 son especiales, porque necesitan tener unos seguidores que acepten y festejen sobrevivir con la angustia del resultado. No cualquier afición puede sobrellevar la incertidumbre de una situación tan especial como, por ejemplo, la que maneja Diego Simeone y su Atlético de Madrid.
 
 
 
Ante el Málaga, en la Rosaleda, y por enésima vez, los colchoneros volvieron a definir un partido por la mínima y la costumbre no se alteró de ninguna manera. Lo del Cholo Simeone es una invitación al tormento asumido que su parcialidad afronta y acepta. No significa esto que un planteo sea malo, sólo que la identificación de sus jugadores vayan en paralelo al pensamiento y puesta en práctica de las ideas de quien dirige el cotorro, y esa premisa la cumple hasta su presidente Enrique Cerezo.
 
El Atleti continúa en persecución del FC Barcelona en la liga española y asegurándose plaza directa para la venidera Champions League. La esperanza callada de aspirar al título, mantiene a institución y a seguidores con la ilusión mejorada de jornada a jornada sin importar las opiniones foráneas. Es parte de la religión rojiblanca.
 
En el Atlético de Madrid ha habido algunos Helenio Herrera y otros Juan Carlos Lorenzo de adulada línea dura, formadores como Luis Aragonés y exitosos como Radomir Antic, incluso exquisitos como César Luis Menotti, pero, el alma colchonera tiene esa formación sufridora que entiende más de angustia para llevarse la gloria que de exponer un juego vistoso. La efectividad por sobre todo, que muchos llaman seguro de vida, pone a Simeone entre los entrenadores más laureados del club a pesar de su ‘racanería’ futbolística.
 
Nada que objetar cuando se trata de esencia que asocia a toda una entidad. Deportivo 1-0 se divierte en la agonía y su parcialidad festeja un resultado amarrete como si fuese una categórica goleada, qué más da? Si total, es igual la manera de entender el fútbol cuando se suma de a tres para llegar a destino. Eso es el Atlético de Madrid que dirige Diego Pablo Simeone, le pese a quien le pese.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!