Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Martín Onti: Abril 2020

Se inicia un nuevo mes, algo que debería ser de esperanza como todo comienzo que aliente un cambio para mejorar lo que se sabe ha sido categóricamente malo. Sin embargo, me temo, nos tememos en realidad, que no será tal cual. El deporte mundial, y el fútbol en particular, está en un calamitoso estado de coma al menos por los próximos 30 días y, creo, más todavía.

No es placentero intentar administrar planes que uno no sabe si llegarán a concretarse en la medida de lo soñado, porque esto es lo que significa hoy especular con que las ligas en cada rincón del planeta puedan reanudarse en este fatídico mes de abril del año 2020. Nadie puede predecir nada, no hay certezas, no existen amarras de salvación para asirse a ellas. Nadie es dueño de verdad alguna.

El mejor de los escenarios europeo lo contempla la Bundesliga germana. Con mucho, muchísimo optimismo, los alemanes programan la reapertura de sus torneos para mediados del mes de mayo, y a partir de allí el cierre de las campañas futbolísticas correspondientes al viejo continente devendrán en función del cumplimiento de los compromisos nacionales.

Por otra parte, una diversidad de hipótesis planean sobre las cabezas de las demás ligas, donde ninguna de ellas, en este critico momento, podría acertar con un calendario firme. Desde LaLiga en España que daría comienzo a finales de junio hasta la Serie A en Italia que podría darse por concluida esta temporada, el desconcierto es el denominador común de un fútbol que ha quedado malamente herido por la crueldad del Covid-19.

Lo curioso, sin embargo, no es el lógico aplazamiento de todas las competiciones internacionales, puesto que esto es consecuencia válida de las circunstancias conocidas, sino los comportamientos que este hecho genera en el ámbito que rodea al fútbol para que el balón siga girando a pesar de este ‘guantazo’ inesperado.

Algo tan trascendental como la revisión de posturas humanitarias, como en este caso, adquiere una dimensión peculiar y significativa con la aparición de un hecho histórico como el brote sorprendente de esta pandemia. Amén del desconcierto con sabor a miedo, lo de esperar es la respuesta racional que el Homo Sapiens debe tener en momentos límites de su existencia porque, como suele decir mi buen amigo Nicolás Rizzo, es allí donde verdaderamente se mide la inteligencia.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!