Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT

EL DINERO Y LA FELICIDAD

FRANCIA.- No hace mucho veía un video en el que en un entrenamiento el estratega argentino Marcelo Bielsa, cuando entrenaba al Olympique de Marsella, daba una charla informal a sus dirigidos. En ella les trataba de explicar a sus jugadores las ventajas y desventajas de tener dinero, de ser famosos y dichosos pateando un balón y de los inconvenientes que esto traía aparejado en el campo personal por no poder disfrutar abiertamente de ese poder económico que el fútbol les brindaba.

Es por eso que, en relación a ello, deberíamos poder comprender el amplio espectro vivencial que el ambiente futbolístico presenta y donde los futbolistas tienen una serie de urgencias que devienen de su profesión y de una lista de necesidades que son producto de una vida común a cualquier ser humano dentro de la normalidad.

OFICIAL: Marcelo Bielsa entrenará a un club francés

Es verdad que los ejemplos varían, que no es lo mismo un jugador de élite que uno ‘del montón’. Podemos aceptar que en el apartado económico las diferencias son marcadas, pero no así en el aspecto conceptual de un deportista que vive de su profesión, porque de no tener esta mentalidad forzada por la lógica de las circunstancias nunca podrá aspirar a triunfar, justamente el fin que acerca los objetivos perseguidos.

Así, el profesional del fútbol, en este caso, se ve atrapado sin otra salida que no sea respetar las reglas del juego para alcanzar el éxito. Los márgenes de ‘diversión’ quedan muy restringidas y las letras pequeñas de los contratos terminan siendo los eslabones más fuertes de la cadena de la esclavitud a la que deben someterse.

Bielsa, con esto en mente, intentaba aplacar la presión que sufrían sus hombres ante las urgencias del entorno del juego. Conociendo de antemano que lo imposible no se digiere tan fácilmente y, seguramente, a sabiendas que el destino no se modificaría porque el fútbol tiene reglas que gobiernan este mundillo, algo que no podrá cambiar pese a nuestros deseos.

Quizás viéndolo desde esta perspectiva, se pueda comprender mejor el calvario de tantos futbolistas, la impotencia de no poder disfrutar de las ocasiones que sujuventud les exige biológicamente y la frustración de no poder hacerlo mientras sueñan con ello. A veces el dinero camina en paralelo al éxito sin poder darse la mano con la felicidad, y también para ello hay que estar entrenado.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!