El DT del Mónaco indicó que es inevitable no pensar en el Dortmund y los cuartos de final de la Champions League, pero no quiere descuidar el torneo local.