El entrenador del Mónaco sigue de cerca el crecimiento y evolución de la joven figura de 18 años de edad.