El entrenador portugués del Mónaco catalogó esta temporada como la mejor en la historia del cuadro francés, ya que los rojiblancos tuvieron la capacidad de vencer a grandes rivales.