El técnico del PSG pretende asimilar la goleada que les propinó el Montpellier.