El técnico del París Saint-Germain asegura que sus jugadores se exigirán al máximo para revertir los malos resultados de las últimas jornadas.