Horarios

Demostró cuán poco le importa el Paris Saint Germain y suma otra gota a una copa que está cerca de derramarse y explotar.