Luego de coronarse en la primera división en Francia, el Mónaco recibió una felicitación de lujo y es que el príncipe Alberto no desaprovechó la fiesta del equipo para mandar un dedicatoria al conjunto rojiblanco.