Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Martín Onti: Un tal Kylian Mbappé

Martín Onti: Un tal Kylian Mbappé

PARÍS, Francia.- Cuando las estrellas de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se van extinguiendo de a poco en el firmamento futbolístico, la necesidad del negocio busca alternativas a la orfandad que se avecina sin herederos apropiados. Se escarba cual desesperados buscadores de oro en las áridas tierras del fútbol mundial y se montan tantos escenarios como la imaginación lo permita.

Hace sólo un par de meses un amigo, que ya avizoraba la extinción de la llama sagrada de las dos figuras que han acaparado la gloria de la última década, me preguntaba quiénes me parecía eran los que se dejaban ver en el horizonte de este juego, y entre los dos fantaseábamos con nombres que nunca pasarían de un cómodo segundo plano en aquellos días.

En la lista surgían con agrado el italiano Marco Verrati, el galés Gareth Bale y el francés Paul Pogba; luego Isco, quizás, y más justificadamente el brasileño Neymar; insistíamos por cariño con Andrés Iniesta y aventurábamos con Koke; no descuidábamos una lectura del belga Eden Hazard y nos permitíamos soñar con la frescura del argentino Paulo Dybala. Toda una lista de probables reemplazantes para el dúo que ha mantenido, y aún lo hace, el interés de lo que existe alrededor del balón en la actualidad.

La búsqueda no para, hay que renovarse porque si algunos se retiran, otros, sobre todo los que usufructúan el mercantilismo que conlleva este deporte, se mueven ávidamente en pos de los reemplazantes idóneos. Ellos, los agentes de futbolistas como el portugués Jorge Mendes por ejemplo, asistidos por laderos en postura ‘testaférrica’ como Jose Mourinho y los amigos de la pluma rápida, insisten en mantener sus negocios en constante ebullición propagandística.

Y así nace el galo Kylian Mbappé. Así se procura impulsar mercantilmente a jugadores que puedan ser objetos del deseo de los inversores del fútbol pudiente. Una explicación lógica de cómo se debe organizar el ‘tinglado’ comercial, es asegurarse que las partes estén en su apropiado lugar porque luego el tiempo hará el resto.

Un joven jugador que promete, un técnico mediático que propone una cifra millonaria, un representante sagaz que lo ofrece, los medios asociados que colaboran desde sus editoriales, y la operación final que queda montada en el subconsciente del mundillo de la pelota que continúa rodando como una necesidad imperiosa para que el circo jamás desaparezca.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!