Brickyard 400 fue una digna y vibrante antesala de los playoffs de NASCAR - Deportes Player