Horarios

Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

El Wigan vuelve a sorprender al Manchester City en la FA Cup

LONDRES, Inglaterra.- Con un gol de Will Grigg, el Wigan Athletic, protagonizó la gran sorpresa de los octavos de final de la FA Cup al eliminar por 1-0 al poderoso Manchester City de Pep Guardiola.
 
Es la tercera vez seguida que el Wigan acaba con el City de forma sorprendente en este torneo después de hacerlo en el 2013 en la Final y luego en el 2014 en los octavos de final.
 
En el 2013, los Latics consigueron una histórica victoria por 1-0 sobre el City en el estadio Wembley para ganar la Copa FA. Luego, un año después Wigan repitió la historia en el Etihad, al derrotarlos por 1-2 para dejarlos fuera de la ronda de los 16.
 
En esta temporada, el Manchester City, quien jugó la segunda mitad con un hombre menos después de la polémica expulsión de Fabian Delph, estaba en posición de un cuarteto histórico.
 
Con la liga prácticamente asegurada -16 puntos de ventaja a su inmediato perseguidor, el Manchester United-, el equipo de Pep Guardiola disputará la final de la Copa de la Liga ante el Arsenal a finales de mes.
 
Y con su triunfo de 0-4 en el partido de la ida ante el Basilea, los Citizens están virtualmente clasificados a los cuartos de final de la Champions League, pero el Wigan se interpuso en el camino en la FA Cup.
 
Una diana del delantero norirlandés Will Grigg a 11 minutos para la conclusión permitió al Wigan vivir otro cuento de hadas, con un desenlace más inesperado dada la diferencia existente ahora entre el líder de la Premier League y el modesto conjunto de la Tercera División inglesa.
 
Distancia sideral que apenas tardó en plasmarse siete minutos, el tiempo que tardó el Manchester City en disponer de dos clarísimas ocasiones para inaugurar el marcador.
 
Pero ni el argentino "Kun" Agüero, que envió por encima del travesaño un centro medido del portugués Bernardo Silva, ni el alemán Ilkay Gündogan, que se estrelló con el meta local Christian Walton, supieron acertar.
 
Fue un anticipo de los numerosos problemas que padeció el conjunto "citizen" para trasladar al marcador su incuestionable superioridad sobre el terreno de juego.
 
Pero a finales del primer tiempo se suscitó una polémica que al final cambió la tónica del partido. Delph, del City, hizo una entrada fuerte contra el mediocampista Max Power que desató la furia de los presentes en el estadio DW y la molestia del técnico del Wigan, Paul Cook.
 
El árbitro Anthony Taylor sacó la tarjeta amarilla y parecía escribir el nombre de Delph, pero entonces cambió de parecer, y luego de hablar con sus oficiales sacó la roja y expulsó al jugador del City.
 
El técnico del Manchester City, Pep Guardiola, entonces tuvo un agitado intercambio con Cook, quien también discutió con Aguero.
 
En desventaja de un hombre, los Citizens no se amilanaron en la segunda mitad y fueron en busca del arco y amenazaron con abrir el marcador durante una secuencia entre el minuto 71 y 73, pero sin suerte. Eso fue suficiente para el Wigan, que no desaprovechó su única ocasión de todo el segundo tiempo para firmar el definitivo 1-0 a los 79 minutos.
 
Un gol precedido por un nuevo fallo defensivo del Manchester City, en este caso del lateral Kyle Walker, que incomprensiblemente dejo pasar el balón y éste acabó en las botas de Will Grigg, quien puso fin a las aspiraciones del Manchester City.
 
Con un certero remate cruzado Grigg batió al portero chileno Claudio Bravo para dar el triunfo y la clasificación a un Wigan que, pese a tener que refugiarse sobre la línea de gol en los minutos siguientes, logró resistir el acoso final del Manchester City.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!