El anuncio de la creación de la Superliga de Europa fue muy bien recibida por los mercados bursátiles.