Horarios

Proença aboga por una competición ibérica como vía para generar ingresos

Lisboa, 23 abr (EFE).- Pedro Proença, hasta hace poco más de un año uno de los árbitros internacionales más reputados, dirige desde 2015 la Liga Portuguesa de Fútbol con el mandato de encontrar nuevas vías de financiación, entre las que incluye la creación de una competición ibérica entre equipos lusos y españoles.

En una entrevista con EFE, el ex colegiado -economista de formación- aseguró que el proyecto "está siendo estudiado en este momento" bajo la premisa de construir "una competición que sea apetecible para España y para Portugal".

"Ya comenzamos a hablar sobre el tema, todavía no hay nada cerrado (...) El modelo no tiene ningún equivalente, están todos los escenarios en abierto, depende mucho del calendario que impone la FIFA", detalló.

Proença (Lisboa, 1970) reveló que se analizan varias posibilidades, entre ellas "crear una competición de apertura de temporada o un triangular", y confirmó que en ningún caso está encima de la mesa fusionar ambos campeonatos.

"Todos los formatos serán estudiados y debatidos", afirmó el presidente de la Liga lusa, confiado en que esta iniciativa refuerce los estrechos lazos que ya mantienen ambos países a nivel futbolístico.

De hecho, España y Portugal ya lanzaron en 2010 una "Candidatura Ibérica" para el Mundial de Fútbol 2018 -sin éxito-, y en el marco de aquel trabajo hubo contactos entre los representantes de las dos ligas para crear una nueva competición "ibérica" que, finalmente, no vio la luz.

Proença recordó que, desde que llegó a la presidencia de la Liga portuguesa en julio de 2015, ha trabajado codo con codo con su homólogo español, Javier Tebas, y destacó que ambos se encuentran "totalmente alineados" en temas de reglamentación europea y en "materias económicas".

Un ejemplo es su defensa conjunta de la propiedad de derechos de jugadores por parte de terceros (TPO, habitualmente utilizado por fondos de inversión), en contraste con la decisión de la FIFA, que prohibió este mecanismo.

"Tenemos que entender que pequeñas ligas como la de Portugal u otras similares, tienen dificultades para financiarse", justificó el ex árbitro luso, quien consideró los fondos de inversión como una de estas "alternativas", siempre que se vele por los intereses de jugadores, técnicos y demás estamentos del fútbol.

Una de las medidas estrella del arranque de mandato de Proença fue la firma de un convenio con la empresa china Ledman para patrocinar la Segunda División, un acuerdo que vino acompañado de polémica.

Inicialmente se habló de que el pacto exigía a los clubes utilizar jugadores del país asiático, una obligatoriedad que fue desmentida por el dirigente.

"No inventamos nada nuevo, copiamos aquello que hicieron otras ligas internacionales (...) entendiendo que no podíamos crecer más en determinados sectores y que había que ir a buscar nuevos mercados", explicó.

Aunque los valores de este patrocinio no fueron divulgados públicamente, medios lusos apuntaron a una cifra superior a los cuatro millones de euros por tres temporadas y media.

"Todo está cerrado y firmado, lo hemos incluido en nuestras cuentas. Son valores importantes que permiten a una competición que no tenía objetivos, dada por insostenible, crear valor y ser hoy una nueva competición revitalizada y que todos queremos potenciar", subrayó.

En este sentido, citó la "expansión" que vive el mercado asiático de cara al fútbol como uno de los motivos para el optimismo.

Proença precisó que el organismo que dirige se encuentra todavía "en una primera etapa para definir las propiedades comunes a todos los clubes, cómo se pueden potenciar, y el paso siguiente será vender la marca de la Liga con un modelo de negocio diferente".

Sin embargo, su gran decepción por el momento ha sido no conseguir la venta centralizada de los derechos de televisión, otra de las vías claves para los clubes lusos.

Los tres "grandes", Benfica, Oporto y Sporting, ya negociaron de forma individual con diferentes operadores y consiguieron más de 400 millones de euros cada uno.

"Todo el mundo sabe el modelo que defiendo, la Liga portuguesa debería haber hecho lo que otras ligas europeas ya hicieron con mucho éxito, la negociación centralizada de los derechos. Aunque nada está cerrado, todo es posible aún y espero que dentro de este mandato aún tengamos alguna novedad sobre este asunto", auguró.

Óscar Tomasi

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!