Horarios

Dom.Sep.26 1:00 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT

Martín Onti: Un tal señor Mendes

MADRID, España.- Su nombre completo es Jorge Paulo Agostinho Mendes, más conocido como Jorge Mendes; es portugués, natural de Lisboa, y en nuestros días, el agente de futbolistas más exitoso del planeta. Dicen algunos en el ambiente del fútbol, que los “Mendes” que están en este negocio son la escoria del deporte más popular de mundo. Cada cual puede, en democracia, determinar su parecer y valientemente responsabilizarse por ello.

 
El Mendes del que hablamos aquí, se educó tratando de ser jugador de fútbol en su Portugal natal en donde sólo encontró, como tal, el fracasó estrepitoso a la joven edad de sus 20 años. Luego, se dedicó a la actividad de “buscador de oportunidades” en sitios donde su personalidad de negociante se iría desarrollando, y en ese roce con el ambiente de las fiestas nocturnas a las que acudía diariamente como vendedor de fantasías a la sombras de la noche, terminó de moldear la imagen que hoy vende… Eso sí, debemos congeniar, que muy bien vende, y si no, que hablen por él los premios de mejor agente de futbolistas que la UEFA le ha concedido los últimos tres años y el reconocimiento de respetados medios a su labor comisionista.
 
En la actualidad es representante de muy conocidas personalidades del fútbol, entre los que se encuentran jugadores y entrenadores de reconocido abolengo deportivo. Una razonable cantidad de figuras del balompié son su patrimonio, en el que sobresale Cristiano Ronaldo.
 
Me consta, ninguno de sus protegidos puede reprochar la profesionalidad del agente luso, porque él se encarga de sacar el mayor provecho económico para satisfacción de quienes están en la transacción financiera. Y esa parece ser la condición primaria que respetan las partes para vivir en una armonía económica que Jorge Mendes se encarga escrupulosamente de solventar, por lo tanto, no me atrevería a juzgarle desde dicha óptica.
 
Sin embargo, desde una perspectiva personal, y sin juzgar la gran capacidad de mercader que posee el representante lisboeta, me agradaría que el Señor Mendes pudiese tener la sabiduría de comprender los tiempos actuales, los cuales no transitan tan alejados del fútbol, y cooperar con una maltrecha sociedad que no desayuna en Madrid, almuerza en Londres, y cena en Milán, como a él le gusta pavonearse de poder hacerlo.
 
Mendes acaba de declarar que la joya de la corona, CR7, cuesta la friolera de ¡400 millones de euros (460 millones de dólares)!… y que hay quienes lo pagarían. Seguramente estaré errado en percibir que nada cambiará en el negocio del fútbol y que ahora vendrá el turno de Jorge Messi diciendo que su hijo cuesta ¡500 millones (573 millones)!… vamos, qué calderilla para algunos.

 

Te invito a seguirme en Twitter: @Ontifutbol

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!