Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Martín Onti: Preguntas Incómodas

MADRID, España.- Los tres son niños absolutamente normales, siempre les hemos visto desbordar alegría estando con su padre alrededor, o incluso solos. En ocasiones, en algún lugar público, Josep ‘Pep’ Guardiola, siempre les ha sabido proteger escapando por el lado más difícil ante el acoso de la prensa para dejarles el paso limpio de curiosos, o arropándoles de los mismos, ya sea en un aeropuerto, en un estadio, un teatro, o simplemente paseando por cualquier calle.
 
Cuenta el mismo Guardiola que Márius, María, y Valentina, los tres niños que el actual técnico del Bayern de Múnich comparte con su pareja, Cristina Serra, le preguntaron el por qué de los atentados en París buscando las razones por las cuales se perpetraron desmedidos actos de violencia en contra de gente inocente, algo que tanto ellos como muchas otras personas no pueden comprender.
 
 
Sin embargo, e ignorando sus respuestas en la intimidad del hogar de los Guardiola-Serra, me atrevería a considerar algunas de las causas que originan esas preguntas, independientemente de la educación que el estratega catalán instruya a nivel familiar.
 
Cuando un niño cercano a su adolescencia pregunta el por qué de una situación, es simplemente porque no comprende las reacciones al no tener conocimiento del origen de las acciones. Nosotros, los ya mayorcitos, tenemos la ventaja de entender los hechos por experiencia y por tener un conocimiento más terrenal sobre aquellos acontecimientos que deberían ser explicados a los niños con madurez, preparándoles para enfrentar un futuro más cercano a la verdadera, triste, e ineludible realidad.
 
Las desigualdades sociales y económicas, esas mismas que salvando las diferencias Guardiola pregona para su Cataluña independiente, no difieren tanto cuando se trata de entender la consideración global del problema, del origen de esta locura perpetrada en París. 
 
 
Podría entonces servir, respetuosamente opino, que les explique a Márius, María, y Valentina que los emolumentos que se manejan en el deporte en que su padre trabaja son disparatadamente rencorosos, disímiles, y ridículos en comparación con los que percibe cierta gente que trabaja de sol a sol para llevar un pedazo de pan a sus humildes hogares, el mismo tipo de hogar donde al amparo de sus progenitores, el albañil Valentí y la ama de casa Dolors, creció Josep Guardiola i Sala antes de recalar en La Masía del barrio de Les Corts.
 
OTRAS COLUMNAS:
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!