Horarios

Mié.Sep.29 12:55 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
El exfutbolista portugués Luis Figo durante una rueda de prensa en Caracas (Venezuela) EFE

Martín Onti: A por el tesoro deseado

MADRID, España.- Nadie podrá objetar lo que significa para quienes están detrás de la conducción de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, que el fútbol es la mejor y más rápida manera de acceder a las cercanías del poder, y de las posibilidades que ese núcleo de personajes que dictaminan leyes especiales desde sus decisiones,  incurra en los altos planos de lo deportivo y la política que arrastra a este juego.

 
El legendario futbolista portugués Luís Figo, conocedor de ello desde tantas últimas participaciones en sorteos recientes, anunció hoy su intención de presentar su candidatura a la presidencia de dicho ente mundial en las venideras elecciones del 28 y 29 de mayo en Zúrich, Suiza, y unirse de esta manera a una lista de pretendientes que buscarán sustituir al actual mandatario, el suizo Joseph Blatter.
 
Al mencionado ex delantero luso se unen Michael van Praag, Presidente de la Federación Holandesa de Fútbol (KNVB); el príncipe Ali Bin Al-Hussein, de Jordania; el antiguo dirigente de la FIFA, el francés Jerôme Champagne; otro ex jugador internacional galo, David Ginola; y, quien sabe, el representante italiano de futbolistas Mino Raiola aún en dudas.
 
 
De esta manera, y de cara a una nueva posibilidad de la continuidad en el poder de Blatter, los candidatos desafiantes presentarían para contrarrestar dicho anquilosamiento en el poder de la FIFA, argumentos para convencer a unos votantes que a fines del mes de mayo dictaminarán con sus particulares sufragios la dirección a seguir por el máximo estamento los siguientes cuatro años, hasta que vuelva a haber elecciones de cara al mandato que comenzaría en el 2020.
 
Todo lo expuesto, a ojos del mundo superficial del fútbol, queda muy bien presentado, sin embargo, mucha gente presume tras la manta de las sospechas los movimientos que podrían manejarse tras bambalinas, donde el andar de los protagonistas queda encubierto por las necesidades políticas que sea menester utilizar.
 
Poco más de lo mismo, las cartas que están sobre la mesa tienen una lectura tan personal, como la óptica de quien juzgue el entramado de unas elecciones que tienen, y tendrán, siempre el mismo objetivo.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!