Horarios

Martín Onti: La gran final europea

MADRID, España.- Tallin. La capital de Estonia será la sede de la Supercopa europea que jugarán el Real Madrid y el Atlético de Madrid. El campeón de la Champions League y el de la Europa League se enfrentan más que para dilucidar el mejor equipo de la pasada temporada, para satisfacer un calendario que contempla el cierre de un ciclo transitado con éxito y la apertura de uno nuevo que de la señal para conseguir, como mínimo, las mismas alternativas para la presente campaña.
 
Este es siempre un partido de trámite que muchas veces no dice lo que verdaderamente ocurrirá a lo largo de la temporada regular, pero, que ya es una norma establecida que no se debería tomar como parámetro ni de lo que fue ni de lo que será, futbolísticamente hablando, lo que está por llegar.
 
Las preparaciones en pretemporada tienen a veces diferentes tiempos de puesta a punto para distintas instituciones. Los objetivos de una programación en un club, dependen de tantos factores como metas se pretende alcanzar, y de ello se hacen eco los entrenadores para con su cuerpo técnico planear los pasos a seguir. Algunos piensan en la obtención de la Supercopa de Europa como premisa de resultados importantes y otros tienen una visión más futurista en la consecución de logros.
 
Ambas situaciones tienen sus justificativos. Las urgencias de conquistas predomina entre los del primer grupo y la consistencia física en una línea ascendente prima entre los segundos. Son puntos disímiles para interpretar un trabajo anual, a sabiendas de que los calendarios modernos demandan jugar casi cada 72 horas en la mayoría de las ligas importantes del continente.
 
Merengues y Colchoneros han tenido una preparación de cierta irregularidad este verano. La Copa del Mundo ha pasado factura a las estrellas de los grandes clubes europeos y el descanso ha sido primordial para muchos de ellos que son parte de estos finalistas en cuestión.
 
Pocos han sido los encuentros amistosos donde los supuestos titulares que tienen en mente tanto Julen Lopetegui como Diego Simeone para el curso actual, han podido jugar y ponerse a tono en modo temporada regular. Sobre todo en la parte de preparación atlética que es donde se puede sentir el esfuerzo de un compromiso que requiere una condición física de alto nivel, a la que creo aún no han llegado muchos de ellos.
 
Con estos parámetros en cuenta, uno debe saber que la Gran Final de Tallin entre el Madrid y el Atleti no tendrá,  quizás, ese ritmo de exigencia que se espera de un evento expuesto como artículo de lujo, máxime cuando se comprende finalmente que el show, en ocasiones, está diseñado para continuar y sólo cumplir con los pactos establecidos.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!