Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT

¿Hizo bien Cristiano en celebrar tras la derrota ante el Atlético?

MADRID, España.- En la cultura nipona, los japoneses suelen debatirse a diario entre la verdad y la mentira, entre la sinceridad y la farsa, entre la armonía y la dualidad. Eso significa decidirse por el ‘Honne’, que representa la naturaleza espiritual del ser humano, y el ‘Tatemae’, que es la fachada que adoptan en ocasiones las personas para conducirse en la sociedad en la que viven. Y así, cada pueblo tiene sus códigos que utilizan de acuerdo a su propia esencia.

Después de la gran fiesta que organizó Cristiano Ronaldo para festejar su cumpleaños número 30, coincidente con la categórica goleada que sufrió su equipo, el Real Madrid, frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón por la Liga española, todos los medios se hicieron eco de dicha juerga y aún hoy persisten los coletazos de la misma al ritmo de la música del DJ colombiano Kevin Roldán, que han puesto en discordia al ‘madridismo’ contra sus futbolistas.

Los ángulos de la discordia no tienen aristas de queja si uno comprende que el fútbol es sólo un juego, un espectáculo que culmina cuando el árbitro da por terminado el encuentro y cada uno se retira a su casa, pero, muy distinto es si se tiene en cuenta que tras el juego en si, existe mucho más que el lúdico sentido que puede encerrar una derrota, por más dolorosa que ésta sea, como el 4-0 que el conjunto del ‘Cholo’ Simeone le endosó al de Carletto Ancelotti, y encima, con una actuación nefasta del dueño del cumpleaños.

Sinceramente, para opinar sobre el tema uno debiera ponerse en el lugar de Cristiano Ronaldo, sentir en la propia piel su riqueza, evaluar los bienes de que es dueño el luso, el glamour que ostenta, la actitud con que se conduce por la vida, la importancia que le otorga a las cosas, y la prioridad con que mide las urgencias de sus actos.

Por ello, como me cuesta imaginarme en todo ese macabro entorno siendo parte del mismo, sólo me limito a tratar de entender la disparidad entre el Honne y el Tatemae, las diferencias con que se muestran algunas personas en su diario accionar, y aún así, en los zapatos de CR7, estoy seguro que no muchos hubiésemos hecho una ostentación tan fastuosa e innecesaria tras una actuación tan rematadamente calamitosa para la resignada afición blanca.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!