Horarios

Mié.Oct.21 12:00 AM EDT
Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT

Madrid, 18 nov (EFE).- La UEFA ha decidido abrir un expediente disciplinario por los incidentes acaecidos en el Italia-Croacia, jugado en el Giuseppe Meazza de Milán, de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016.

Debido al lanzamiento de bengalas, el encuentro tuvo que ser detenido por el árbitro, el holandés Bjorn Kuipers, dos veces, por dos minutos en la primera parte y cinco en la segunda, si bien se pudo reanudar y acabar con empate a un gol.

Según informa la UEFA a Italia se le investiga el lanzamiento de bengalas y a Croacia el comportamiento racista, disturbios de público, que lanzó también otros objetos al campo.

En total, fueron detenidos diecisiete aficionados.

Los incidentes del primer tiempo provocaron la actuación de los bomberos, que retiraron las dos bengalas lanzadas al terreno de juego y permitieron así que se reanudase el partido, pero las lanzadas en la segunda parte fueron muy numerosas y llenaron el campo de humo, lo que obligó al colegiado a interrumpir el encuentro.

Durante la pausa, la policía actuó y desalojó a varios de los hinchas croatas que estaban en la zona desde la que fueron lanzadas las bengalas y petardos, mientras los jugadores italianos se retiraron a los vestuarios y los croatas continuaron en el campo.

Después los incidentes prosiguieron fuera del estadio. Algunos aficionados croatas continuaron lanzando bengalas y petardos a los seguidores "azzurros" y también a la Policía italiana, que identificó y detuvo a diecisiete personas.

El caso será abordado por la Comisión de Control, Ética y Disciplina el 11 de diciembre.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[