Horarios

Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST
Escándalos de corrupción sacuden al fútbol croata, en especial al Dinamo de Zagreb. Foto: Getty Images

Escándalos de corrupción sacuden al fútbol croata

ZAGREB, Croacia.- Croacia se ha clasificado como segunda de grupo para la Eurocopa de Francia, sus equipos son habituales en las competiciones europeas y sus jugadores triunfan en los mejores clubes, pero ese buen momento queda ensombrecido por los escándalos, la corrupción y las sanciones de la UEFA.

El personaje central de estos escándalos es el dirigente del Dinamo de Zagreb, Zdravko Mamic, recientemente encarcelado, por segunda vez este año, por supuesta corrupción.

Mientras que Mamic es visto por aficionados del club como "el tumor del fútbol croata", la federación nacional lo considera un excelente gerente y responsable de los buenos resultados del equipo.

Mamic es director ejecutivo del Dinamo, pero es considerado como el amo de todo el fútbol croata y de la federación, cuyo presidente, el exjugador del Real Madrid, Davor Suker, es visto por muchos como una simple marioneta en sus manos.

"Hasta que no se vayan Suker y Mamic, no puede mejorar la situación en el fútbol croata", aseguró a Efe Miroslav "Chiro" Blazevic, famoso entrenador croata, bajo cuyo mando Croacia logró su mayor éxito, la tercera posición en el Mundial de Francia de 1998.

Zdravko Mamic; su hermano Zoran Mamic, entrenador del Dinamo; su hijo Mario Mamic, exdirector del Dinamo y actual director ejecutivo de la federación; y otros colaboradores están en la cárcel o siendo investigados por malversación de fondos, sobornos y evasión fiscal, por un valor total de más de 30 millones de euros.

La Fiscalía los considera responsables de transferencias ilegales de dinero al extranjero mediante compañías en paraísos fiscales, relacionadas con sospechosos traspasos de jugadores.

Unos 15 millones de euros habrían desaparecido en el marco de la venta de Luka Modric, ahora en el Real Madrid, desde el Dinamo al Tottenham inglés en el año 2008.

Según varios medios croatas, se sospecha que los hermanos Mamic no pagaron los impuestos por la transferencia y que Zdravko se apropió de la mitad del dinero que el Tottenham pagó por Modric.

Según esa versión, una cláusula secreta del contrato establecía que la mitad del dinero pagado por el club inglés no iría al Dinamo, sino al jugador, y que Modric fue obligado a cederlo a Mamic.

La investigación también podría centrarse, según los medios, en el traspaso del centrocampista Mateo Kovacic al Inter de Milán en 2013 y al Real Madrid el pasado verano.

Zdravko y Zoran Mamic salieron el pasado julio de la cárcel tras depositar una millonaria finanza, pero Zdravko volvió a ser detenido el 18 de noviembre al descubrirse nuevos delitos y pruebas.

Los aficionados más radicales del Dinamo, reunidos en la peña Bad Blue Boys, que desde hace más de cinco años boicotean los partidos, recuerdan que "desde la instauración de la dinastía Mamic" en el año 2000 vienen advirtiendo contra "el saqueo sin precedentes del club", financiado con recursos públicos.

Alrededor de mil aficionados volvieron a manifestarse el viernes en Zagreb demandando la destitución de los líderes del Dinamo, un club que lleva 10 años seguidos proclamándose campeón de liga.

Pese a sus malos modales y sus ataques contra periodistas, oponentes y la minoría serbia, Mamic es un invitado de honor y donante del mayor partido conservador croata, la HDZ, y amigo de conocidos jueces y políticos, como la presidenta del país, Kolinda Grabar-Kitarovic.

Su actitud hacia los jugadores queda ilustrada en el caso de Eduardo da Silva, brasileño nacionalizado croata, que el año pasado logró que un tribunal anulara los contratos que había firmado con Mamic en 2004 al entender que las condiciones eran de usura.

Los documentos, firmados cuando el futbolista aún no hablaba croata, establecían que debía pagar a Mamic un 20 por ciento de todos sus futuros traspasos y que, en caso de fallecer, todo su dinero sería heredado por el directivo.

No sólo los seguidores del Dinamo protestan por esas prácticas, sino que también lo hacen muchos analistas y periodistas y gran parte de la afición.

Unas 30 mil personas, la mayoría aficionados del Hajduk, se manifestaron contra "Mamic y la mafia en la HNS (la federación croata)" el año pasado en Split.

"El público, la parte más importante de este deporte, tiene un instinto fenomenal, no le puedes engañar. El público siente qué es correcto, verdad, y qué es un engaño", dijo Blazevic a EFE.

Blazevic, que fue en varias épocas entrenador del Dinamo y seleccionador de Croacia, Suiza, Irán y Bosnia, reprocha a Mamic y Suker lo que cree que es un desprecio total hacia el público.

"La gente que dirige el fútbol croata, concretamente Mamic y Suker, no tienen conciencia de que el fútbol sin público no tiene sentido. Creen que ellos son los más importantes", denunció.

"Ciro" considera que incluso la esvástica que apareció en el césped en el partido Croacia-Italia del 12 de junio, por lo que la Federación fue castigada por la UEFA con un punto, 100 mil euros y dos partidos en casa sin público, no tuvo una motivación nazi, sino que fue una protesta contra la federación croata.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Invertir en clubes europeos está de moda entre los chinos

Promesa del fútbol sirio trabaja como mesero en el exilio

Técnico de fútbol utiliza un dron en sus entrenamientos

Futbolista de 48 años renueva contrato como profesional

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!