Horarios

El Nápoles de Higuaín no se pone límites y emula al de Maradona

Roma, 11 ene (EFE).- El Nápoles, guiado por los españoles Pepe Reina, Raúl Albiol y José Callejón y el argentino Gonzalo Higuaín, cada vez más determinante en la Serie A italiana, se convirtió este domingo en campeón de invierno, algo que no lograba desde hace 26 años, en la época de Diego Armando Maradona.

Con su trayectoria esta temporada, los napolitanos están devolviendo a una de las aficiones más calientes de Italia la ilusión y el sueño del "Scudetto".

Tras la goleada del estadio Matusa de Frosinone, el equipo de Maurizio Sarri, un técnico que llegó a lo más alto del fútbol italiano a base de trabajo y dedicación, empezando desde las divisiones menores, cerró una extraordinaria primera vuelta, con 41 puntos, la mejor delantera y la segunda mejor defensa, unos números que le permiten soñar en grande.

El Nápoles triste y nervioso de la pasada temporada dejó espacio para una nueva versión del conjunto sureño. Un equipo seguro de sí mismo, que defiende con solidez y que se divierte jugando al fútbol, guiado por el mejor Higuaín de siempre, que cuenta ya con 18 goles en 19 partidos.

Tras un principio de temporada complicado, con dos empates y una derrota, los azules han logrado una racha positiva de 18 partidos (entre Serie A y Europa), conquistando el pase a la siguiente ronda de la Liga Europa y llegando a la cumbre de la tabla en la decimocuarta jornada, cuando se impuso al Inter.

Tras un tropiezo en Bolonia y un empate con el Roma, los azules perdieron el primer puesto pero siguieron destacando por su gran potencial. El premio llegó ayer, con el nuevo liderato en solitario tras la primera vuelta, algo que faltaba desde el 17 de diciembre de 1989.

Era el Nápoles del argentino Diego Armando Maradona, de Antonio Careca y Alemáo, con el técnico Alberto Bigon en el banquillo, que hubiera sido Campeón de Italia.

Este Nápoles quiere y puede emular a ese fantástico equipo de hace 26 años. Los napolitanos cuentan con una defensa de gran solidez, guiada por un Raúl Albiol que nunca rindió a estos niveles en Italia, y con el mejor delantero centro del campeonato y, según Sarri, del mundo.

Todavía falta mucho para que finalice la temporada y el calendario de los azules les depara todos los choques directos fuera de casa. Sin embargo, a pesar de las declaraciones del técnico, que sigue sin querer nombrar la palabra "Scudetto", todos en Nápoles están creyendo en el sueño del tercer triunfo liguero y nadie quiere despertarse.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!