El DT de España sabe que su equipo es favorito y debe saber vivir con esa presión.