Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: Southgate's Pub

MADRID, España.- Entre tanta historia diversa, Gran Bretaña es conocida mundialmente por sus Pubs. Estos, son lugares que ancestralmente han encerrado códigos inalterables para los británicos. Si bien nos referimos a las costumbres inmodificables en la gran extensión del Reino Unido, los bares ingleses en esta Eurocopa, y más aún los que se ubican en los alrededores del estadio de Wembley, destacan estos días como para en uno de ellos, entender la filosofía del técnico Gareth Southgate.

Cuando como extranjero no acostumbrado a los hábitos de los ciudadanos británicos uno ingresa a cualquiera de estos pubs, con poco de observar el comportamiento de la clientela cada cual puede darse cuenta inmediatamente de las normas que deben respetarse. No hay posibilidad alguna de equivocarse.
 
No con esto uno intenta señalar a una sociedad como gente dedicada a la bebida, definitivamente no. Esto se trata de comprender que una ’usanza’ de esta naturaleza tiene una historia anexada a años, siglos inclusive, de tradición. Ir a un Pub en cualquier recóndito lugar de Gran Bretaña, implica sentarse a beber obligatoriamente cerveza, o en su defecto un scotch; el ‘agua de la vida’, como solía llamarle el famoso Primer Ministro británico Winston Churchill.
 
Pues bien, con una similitud sistémica llevada a su fútbol, Inglaterra acaba de imponerse, en tiempo extra, a la voluntariosa Dinamarca de Kasper Hjulmand en la otra semifinal, para permitirle al conjunto de Gareth Southgate enfrentarse a la Italia de Roberto Mancini en la Gran Final de este domingo. 
 
A lo largo de toda la Eurocopa, hemos visto cada partido de Inglaterra para llegar a esta instancia, y tales circunstancias no nos permiten engañarnos con lo que la realidad nos ha mostrado a través de sus juegos frente a Croacia, República Checa y Escocia en su grupo, antes de dar cuenta de Alemania en octavos de final con autoridad y a Ucrania, en cuartos, con contundencia goleadora y, encima, manteniendo esa portería a cero que recién hoy el danés Damsgaard pudo vulnerar.
 
Pues bien, a través de 6 partidos, contando este de semifinales ante los nórdicos de Hjulmand, el seleccionado inglés ha utilizado no ya solamente su característico método de juego rápido, vertical y de marcada obediencia a su ‘football’, sino una mínima dosis de cambios en sus habituales protagonistas, quizás, como para no alterar la tradición.
 
Llegar a un Pub en Inglaterra implica casi siempre pedir una pinta de cerveza o una copa de scotch. En el Southgate’s Pub, las variantes prácticamente no existen. 
 
Pedir, aunque sea en la barra y al paso, una gaseosa Jordan Henderson, un agua mineral Jack Grealish, una limonada Phil Foden, o una tónica Kieran Trippier, sólo sirve para que la por ahora sólida estantería del fútbol inglés se ponga a temblar. Mejor ordenar lo de siempre, que ya el barman conoce la rutina de memoria.
 
Martín Onti
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
 
 
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!