Horarios

Las estrellas parecen perder su brillo en la Eurocopa

MADRID, España.- Han desaparecido de los primeros planos futbolísticos como si nunca hubiesen existido. Quizás el cansancio de la ardua temporada europea les pasó factura y el relajamiento le ganó al físico y a la actitud cuando nadie se lo imaginaba. Así y todo, se hace inexplicable la floja labor que están desempeñando en la Eurocop 2016 jugadores que pensábamos serían desequilibrantes para el bien de sus selecciones nacionales.

Sin ir más lejos y mirando fijamente al anfitrión, envuelto en un conflicto precompetencia con el tema Valbuena-Benzema, a nadie se le ocurriría que Paul Pogba desapareciera en el conjunto de Didier Deschamps. Por suerte, relativamente, el combinado galo pudo tirar de ocasionales nuevos salvadores de la República para contar que Dimitri Poyet y compañía se las ingeniaron para presentarles en octavos como una alternativa aún con vida de cara al título.

Rumbo a la siguiente fase, Portugal sufre con la ausencia mental de Cristiano Ronaldo. Fernando Santos se encomienda, extraviado en su propio vía crucis el atacante del Real Madrid, a lo que Moutinho y compañía puedan aportar, no sin entregarse con la fortuna como moneda de pago para poder dar la campanada en un conflictivo camino a octavos de final.

La Bélgica de Marc Wilmots prometía más de lo mostrado con un Eden Hazard que no sabemos si aún ha cruzado el Canal de la Mancha desde la complaciente Londres. Turquía ha hecho que Fatih Terim mantenga el rostro serio de retorno a tierras otomanas con Arda Turan sobre el terreno de juego. Los chicos de Roy Hodgson no alcanzaron a reemplazar las expectativas que ni ellos, ni nosotros, habíamos esperado con Wayne Rooney en el ataque de Inglaterra.

Aún así, deshilvanar equipos para mencionar a quienes fracasan por culpa de sus propias figuras, nos sirve para ver en la nueva superficie que aflora, a otros que se enfundan el traje de redentores futbolísticos y proporcionan esperanzas a los que no eran tenidos en cuenta.

Croacia con un cada vez más exquisito Luka Modric ha rejuvenecido el ánimo de los balcánicos; lo mismo ha hecho Arkadisz Milik con la Polonia de Adam Nawalka; la Suiza de Vladimir Petkovic saca pecho más de conjunto que de individualidades aunque sea hasta la próxima estación, al igual que Gales con un Gareth Bale en plan héroe nacional; y un Gylfi Sigurdsson alimentando el espíritu de Lars Lagerback y esa pequeña Islandia ensoñadora que todavía no deja de sorprendernos.

La Euro2016 nos sigue entusiasmando, más no sea con la aparición de nuevas promesas que reemplazan a las antiguas figuras encalladas, aparentemente, en el cansancio de su temporada europea.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!