Horarios

Las controversias más grandes en la historia de la Eurocopa

PARÍS, Francia.- Como gran torneo de selecciones que es, la Eurocopa nunca ha estado exenta de controversias y a través de sus 56 años de historia ha sido sacudida por hechos que han quedado para la posteridad.
 
El primero de ellos se produjo justamente en la edición inicial en 1960 cuando la España que gobernaba Franco se negó a disputar su eliminatoria de Cuartos de Final ante la Unión Soviética. 
 
 
Entonces la república comunista se clasificó automáticamente para las semifinales donde derrotó a Checoslovaquia y luego en la final a Yugoslavia para alzarse con el título.
 
En la Eurocopa de 1996 se produjo un incidente bastante polémico con la selección holandesa que dirigía Guus Hiddink. Todo brotó a raíz de una imagen tomada con cierta sorpresa por un fotógrafo que se coló en un almuerzo privado de los jugadores.
 
En la foto se ve casi todos los jugadores de raza negra del plantel, Winston Bogarde, Edgar Davids, Patrick Kluivert, Clarence Seedorf y Michael Reiziger, estaban sentados en una mesa aparte, mientras los futbolistas blancos se habían repartido en las otras dos mesas.
 
 
Holanda quedó eliminada por Francia en los Cuartos de Final y toda aquella atmósfera se enturbió aún más. Después se supo que aquella marginación no era por cuestiones de raza, sino más bien por los salarios que tenían en sus clubes. Por coincidencia, todos aquellos morenos del Ajax eran muy jóvenes y tenían un sueldo incomparable al de otros establecidos como el propio capitán del equipo, Danny Blind.
 
 
Cuatro años antes, en la Euro de Suecia en 1992, Gary Lineker, uno de los más grandes futbolistas ingleses de la historia, llegaba al final de su carrera en la selección. En el último partido de la fase de grupos Inglaterra se jugaba la vida ante los locales y sólo les valía la victoria para clasificarse a la próxima ronda.
 
El partido se encontraba empatado a un gol y tras una hora de juego el manager Graham Taylor decidió sustituir a Lineker, quien estaba a un solo gol de igualar los 49 tantos de Bobby Charlton, record absoluto de la selección.
 
Lineker abandonó la cancha en franca molestia con el técnico y ni lo miró cuando pasó por su lado. Thomas Brolin acabó marcando el segundo gol que dejó a los ingleses fuera de la competencia y a Lineker sin poder alcanzar la marca de Charlton pues nunca más se volvió a enfundar la camiseta de los Pross.
 
 
 
Vayamos aún más atrás, a la Eurocopa de Alemania en 1988, una de las más espectaculares de la historia. Por aquellos tiempos los alemanes protagonizaban una encarnada rivalidad con Holanda y todavía quedaba viva la espinita de la victoria teutona en la final del Mundial de 1974.
 
Ambos conjuntos se vieron las caras en las semifinales en Hamburgo, uno de los partidos más trascendentales de la historia de la Eurocopa. Cada pelota se peleaba como si fuera la última, el juego áspero y violento no estuvo ausente ni un solo segundo y dos penales, uno en favor de cada equipo, marcados por Lotthar Mathäus y Ronald Koeman, casi enviaban el partido a la prórroga.
 
 
Pero a dos minutos del final Marco van Basten ganó una pelota en velocidad y sacó un remate que acabó colándose en el segundo palo. Holanda avanzó a la final y con otro golazo de van Basten acabó conquistando el único título internacional que posee.
 
Adelantémonos un poco hasta la Eurocopa de 1996 en Inglaterra, donde el país sede recibió una “ayudita” en su partido de Cuartos de Final ante España. A la selección ibérica le anularon un claro gol en fuera de lugar y le dejaron de cantar una falta bastante clara en el área, mientras el encuentro se extendió hasta los penales y acabó con la clasificación de Inglaterra a las semifinales.
 
 
La última y quizás más célebre de las controversias en la historia de la Eurocopa se produjo en la edición de Portugal en el 2004. Italia necesitaba ganarle a Bulgaria en el último partido de la fase de grupos, pero dependía también del resultado entre Suecia y Dinamarca. En otras palabras, su destino no estaba completamente en sus manos.
 
Los suecos y los daneses tenían un punto a favor, si empataban a dos goles ambos se clasificarían a los Cuartos de Final a expensas de la squadra azzurra. Pues este empate se acabó produciendo en el minuto 89 por un tanto de Mattias Jonson para Suecia mientras los italianos, y todo el mundo, desde ese día continúan preguntándose si hubo algún tipo de confabulación para enviarlos a casa.
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!