Horarios

Bélgica da un golpe de autoridad en la Eurocopa tras golear 3-0 a Irlanda

BURDEOS, Francia.- Bélgica entera respira aliviada. La contundente victoria por 3-0 cosechada ante Irlanda les coloca segundos de grupo con 3 puntos (Italia tiene 6) y lo que es mejor, hace que dependan de sí mismos para clasficarse para octavos de final.

 

Los goles de Romelu Lukaku por partida doble y de Axel Witsel certificaron una victoria balsámica para Bélgica en un partido en el que supieron desarbolar una organizada defensa irlandesa que, después de encajar el primero, se vino abajo.  

TODOS LOS DETALLES DE LA GOLEADA DE BÉLGICA, EN NUESTRO MATCH CENTER

Conscientes de lo que se jugaban los "Red Devils", no tardaron en hacerse con el control del partido, volcados en ataque, tocando con facilidad ante una zaga irlandesa replegada atrás, bien junta, tratando de no conceder espacios.

El problema de defender tan atrás es que, al recuperar el esférico, hay demasiado campo por recorrer. Y eso le pasó a Irlanda. Cuando conseguían hacerse con el balón, lo fiaban todo a la carrera de su delantero Shane Long, pero difícilmente cazaba alguna.

Del otro lado, la movilidad constante del ataque belga conseguía su propósito. En el 21', un centro medido de Kevin De Bruyne rechazado por la defensa irlandesa, le cayó franco a Eden Hazard en el corazon del área, pero su remate le salió desviado. Primer aviso serio. 

Con el paso de los minutos, el dominio de los "Red Devils" se asentaba de la mano de un De Bruyne quien, entre líneas, hacía y deshacía a su antojo. En el 25' volvió a asistir con peligro, esta vez al desmarque de una de las novedades del once belga, Yannick Carrasco, quien, partiendo en fuera de juego, conseguía marcar un gol tras varios rechaces que no subió al marcador, anulado por el colegiado turco Çakir por la clara posicion antirreglamentaria del jugador del Atlético de Madrid.

FOTO: Getty

Irlanda se defendía con todo. Y Bélgica, decidida a aprovechar cualquier registro del juego para batir a Randolph, demostró que el balón parado era un arma más. En dos ocasiones al filo del descanso, Alderweireld tras un saque de esquina y Vertonghen aprovechando un servicio de falta de De Bruyne, tuvieron el gol en sus remates. El primero de ambos, el más claro. El testarazo del central lo sacó en la línea de gol Hoolahan cuando la afición belga ya cantaba gol.

Con 0-0 se llegó al final de los primeros 45 minutos. Propuso más Bélgica, pero el premio de abrir el marcador se le resistía ante una Irlanda disfrazada de Italia en labores defensivas. 

La recompensa en forma del 1-0 llegó nada más comenzar la segunda mitad, en el 48'. De Bruyne condujo magistralmente un contragolpe, se frenó, amagó y salió lanzado para encontrar a un Lukaku que llegaba desde atrás. El delantero del Everton controló, miró y la puso lejos del alcance de Randolph con un disparo colocado que entró fregando el palo derecho del guardameta.

 

Tras el gol, Irlanda tenía que reaccionar. Lo intentó con más corazón que acierto, pero faltaba imaginación en el último pase. Una creatividad que le sobra a Bélgica en las botas de Hazard, De Bruyne o Carrasco. 

Precisamente gracias a esa calidad en los hombres de ataque belgas llegó el 2-0 en el 61'. Un centro preciso de Meunier desde la derecha tras una gran jugada colectiva lo remató Witsel incorporándose desde segunda línea y completamente solo en el área. Aunque Randolph logró rozar el esférico, no pudo evitar que se colara en la portería. Resultado merecido. 

 

A Irlanda no le quedaba más remedio que irse arriba y, con espacios, Bélgica es letal. Así cayó el 3-0 en el 70'. Si antes fue De Bruyne el asistente de Lukaku, esta vez lo fue Hazard, quien condujo una contra vertiginosa para dar el pase de la muerte al delantero del Everton dentro del área, un servicio que solo tuvo que alejar del portero para sumar su segundo gol del partido.

FOTO: Getty

El partido duraría 20 minutos más, pero terminó entonces. Bélgica no quiso hacer más sangre e Irlanda, descosida y sin capacidad de reacción, no pudo generar peligro, por más que lo intentó. 

Con esta victoria, los belgas vuelven a depender de sí mismos para lograr su clasificación para octavos. Los irlandeses, por su parte, les queda esperar un tropiezo de Bélgica ante Suecia y ganar su partido contra una Italia ya clasificada. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!