Horarios

Martín Onti: La afición del Real Madrid vs. España

Martín Onti: La afición del Real Madrid vs. España

MIAMI, Florida.- Sucede con tristeza justamente ahora, como en tantas otras ocasiones. Hermano contra hermano, padres e hijos enemistados, y amigos que ni se dirigen una simple mirada. Bastó que el seleccionador nacional, Luis Enrique Martínez, no llamara a ningún jugador del Real Madrid a esta Eurocopa para que media España se quedara en silencio, y cuando fuera preguntada por su opinión sobre ‘La Roja’, blasfeme como si esta se tratara de su más acérrimo enemigo.
 
La no convocatoria de futbolistas con los que podría haber contado el entrenador asturiano para esta Euro 2021, léase Sergio Ramos, Dani Carbajal y Marco Asensio, los más cercanos a tal posibilidad, fueron dejados de lado por Luis Enrique con justificativos diversos que convencen a unos pocos merengues y de los que reniegan muchos otros dentro del complejo contexto condicionado a la entidad blanca.
 
Motivo más, motivo menos, uno puede o no estar de acuerdo con la determinación del técnico. Los orígenes pueden ser discutidos desde opuestas perspectivas y, seguramente, los acuerdos podrían tener acercamiento en el diálogo que, desde nuestro punto de vista, justificaría la ausencia de Ramos por bajo rendimiento futbolístico, al igual que Asensio, y la lesión de Carbajal que lo limitaba a una discutida recuperación en la concentración de Las Rozas.
 
Pero, no es este el hecho a que apunta el fondo de este tema. Lo que se debe analizar en este punto, camino al segundo compromiso en La Cartuja, es la reacción de una afición que se comporta como escindida de manera egoísta de un compromiso nacional y que, dejando ver de lleno el color de una camiseta, pone su capricho infantil por delante del equipo al que todos debieran estar apoyando.
 
Si bien se puede comprender la animosidad que resultaría de alentar a otro club de la misma liga española en compromisos en los que no participa esta, aquellos españoles de alma identificable con la institución tendrían una comprensión que se torna en absolutamente nula cuando de la camiseta del propio país se trata. Y aquí no dejo de lado un importante sector de la prensa, incluida en este apartado y no tan alejada de la postura política de la capital española.
 
Este es, evidentemente, el ejemplo de una parcialidad que, mal identificada con el propósito final, rechaza alentar a quienes representan el lugar de pertenencia, donde se asientan sus intereses familiares y donde la esencia debe ser rescatada y priorizada por sobre la ingratitud y el egoísmo de una causa sin fundamento justificado alguno, otro que el ‘forofismo’ mal entendido.
 
España es el Real Madrid, pero también es el FC Barcelona, el Sevilla, el Atleti y el Éibar, el Barakaldo y también el Rayo Vallecano, el Murcia, el Mallorca y el Deportivo de la Coruña… que se vayan enterando aquellos que lo ignoran desde la pobre acritud de sus almas.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 
 
 
 
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!