Horarios

Sáb.Sep.18 9:55 PM EDT
Dom.Sep.19 11:00 AM EDT
Dom.Sep.26 1:00 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT

Martín Onti: De Prandelli a Mancini

Si alguien cree que este seleccionado italiano que apunta a candidato al título de la Euro2021 y que capitanea Giorgio Chiellini es el producto de Roberto Mancini, está tan equivocado como creer que Paul McCartney tiene hoy 30 años. El juego de personificaciones para expresar el presente de esta Nazionale, va más allá del parecido artificial del ex beatle con el hoy entrenador de Italia.

El mérito de Roberto Mancini, deviene de haberle dado continuidad a la idea rectora que desde los inicios de la década pasada, en el 2010 más concretamente, Cesare Prandelli trató de implementar en la Azzurra. A partir de un lento proceso de despertar a la realidad, el Calcio comprendió que debía pronunciarse por una gestión catártica antes de caer en la desaparición futbolística a la que apuntaba.

No hace falta tirar de estadísticas para aceptar que hasta hace unos días nada más, decir Italia era decir Juventus, y que esto nos anclaba en el recuerdo de un Catenaccio que va siendo dejado de lado por un fútbol distinto, diferente y moderno.

Los ‘Culpables’ pueden tener nombres propios, y aunque se apunte a Josep Guardiola como el eje axial para llegar a este presente, la resurrección del Calcio va más de la mano de la apertura a la actualidad del juego que de las insolencias que lastraban las viejas costumbres. Y aquí es donde Cesare Prandelli adquiere su importancia secundado valientemente por Roberto Mancini.

No significa que Nereo Rocco, Helenio Herrera, Arrigo Sacchi y una vasta lista de históricos entrenadores desaparezcan del mapa del laureado fútbol italiano, porque en las entrañas de su esencia el Catenaccio nunca morirá. Lo importante es haber tenido la visión de acomodarse a la contemporaneidad que el juego exige y, en este particular, el agradecimiento no deja a ninguno de aquellos fuera de contexto.

Que hoy Gianluigi Donnarumma con sus 874 minutos mantenga una imbatibilidad cercana a romper el récord de Dino Zoff de 1.143 minutos que mantuvo entre 1972 y 1974, y que Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci continúen siendo los centrales de la Nazionale, hablan por sí mismo de aquella esencia que mencionábamos. Agregarle a la fusión toda la gama posterior de ejecutantes de una música moderna es, en gran parte, obra de los Prandelli y Mancini.

Entiéndase que ser candidato no significa ser campeón. Hay una distancia de apreciación futbolística que aún los Leonardo Spinazzola, Manuel Locatelli, Jorginho, Nicoló Barella, Lorenzo Insigne, Ciro Inmobile y compañía deberán seguir acortando. Sin embargo, esta Eurocopa tan atípica permite que hasta Italia termine levantando el trofeo jugando diferente, sólo diferente a lo acostumbrado y ya casi obsoleto.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!