Horarios

Martín Onti: Bebidas alcohólicas y gaseosas

Bueno… la verdad es que deberíamos considerar que si para algo nos ha servido la pandemia, creo, es para considerar las actitudes de la gente en general y de algunas figuras destacadas en el ámbito popular en particular. Reacciones al rechazo de la publicidad a bebidas alcohólicas y gaseosas no ha pasado desapercibido para nadie, y esto conlleva un mensaje a tener en cuenta mucho más allá de la concientización que se pretende reflejar.

Fue primero el portugués Cristiano Ronaldo –que, debo reconocer, me asombró en cierta medida- luego el francés Paul Pogba, y finalmente el italiano Manuel Locatelli. Este trío de ‘valientes’ interlocutores entre el origen y el destino de un recado, ha sido el principio de un rifirrafe que la UEFA ha intentado poner en claro desde una perspectiva comercial que a nadie extrañaba iba a suceder ante tales demostraciones de pretendido tenor altruista.

Tres futbolistas han abierto, al menos parcial e inesperadamente, un tema peliagudo que no deja de ser puntilloso. El comunicado del ente organizador de la Eurocopa 2020 no ha tardado mucho en señalar que los límites son los límites, y estoy seguro que a partir de ahora ni CR7, ni Pogba, ni Locatelli, ni ningún otro asalariado del fútbol, me temo, volverá a incurrir en posturas similares.

Todos entendemos desde una posición personal, cuáles son aquellos límites que deja entrever la UEFA y que, a mi parecer, Aleksander Ceferin tardó demasiado en recusar desde la autoridad que le compete. A menos que debamos entender que necesitaba el permiso correspondiente de Gianni Infantino para ello y de allí la demora.

Sin embargo, y a esto voy, el juego y las cartas estuvieron echadas desde un principio sobre la mesa. Nadie, a nivel personal ni grupal, dejó de aceptar las condiciones que el fútbol mundial ha institucionalizado a través del soporte económico a este deporte desde la época de Joao Havelange, o un poco más atrás inclusive. Por lo tanto, es oportuno pensar qué habrá de aquí en adelante. Al menos como una manera de planteárselo como alternativa para abrir, o no, el paraguas de la insensatez.

Las normas del juego siempre se deben leer como si fuesen un manual de electrodomésticos, antes de que estos se rompan, para entender su apropiado uso y funcionamiento. Alguien debería haberle advertido a Cristiano Ronaldo, a Paul Pogba y a Manuel Locatelli que las reglas suelen ser lapidarias y que siempre estarán ahí para ser respetadas una vez aceptadas, firmadas y selladas.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!