El remate perfecto con la leyenda del Manchester United, a la escuadra e imposible para el guardameta.