El rival trata de marearnos con su toqueteo y pases complicados cuando con un pase simple le deshacemos todo, llegamos al área y gol.