Vistieron las camisetas de Barcelona y Real Madrid