Gareth Bale se convierte en el máximo goleador británico de la historia y el Valencia continúa con su caída libre.