Horarios

Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT
Luis Enrique y Carlo Ancelotti

Una gran cantidad de aficionados del Barcelona se queja amargamente de la suerte del vecino, por no llamarle de la nefasta manera en que ellos, los culé, le llaman al Real Madrid de Carlo Ancelotti. El sorteo de la Champions League que empareja al conjunto blanco con uno de los más débiles adversarios de esta etapa clasificatoria de la Copa europea, el Schalke alemán, ha dejado al descubierto el desconcierto que prevalece en la casa del ex Campeón de todo en el pasado y hoy de nada.

Y me pregunto yo, ¿quién tiene la culpa de que el sorteo haya favorecido al actual Campeón, y quién de que al equipo de un mediocre Luis Enrique Martínez le haya tocado en suerte uno de los más difíciles como es el Manchester City inglés? La respuesta es simple: Nadie!

Todo este supuesto ‘acuerdo’ del destino en contra del Barça, no hace más que confirmar la falta de aceptación en que incurren los adeptos al conjunto azulgrana por no reconocer el poderío de la escuadra de Ancelotti, hoy por hoy absolutamente superior a un Barcelona perdido en el laberinto de un juego insípido si Lionel Messi no está conectado ese día.

Lo cierto, es que cuando la faceta futbolística no alcanza a responder adecuadamente y obliga a buscar motivos para paliar el dolor de no poder volver a proponer el juego que se logró un día, la mediocridad se nota en cada actitud que rodea a un equipo en constante sube y baja, sin brújula, como es hoy el FC Barcelona. 

De no ser así, habría que remitirse a los pretextos de su máximo exponente de mando, el capitán Xavi Hernández, quien en muchas ocasiones defiende con sus engañosas declaraciones la manifiesta decadencia futbolística de una escuadra que es apenas, por momentos, un lejano recuerdo de aquel equipo de Josep Guardiola.

Desde la capital del reino, el acostumbrado ‘Ajo y Agua’ es la respuesta a la falta de identificación con aquel perdido buen fútbol de los ahora entrenados por Luis Enrique, es decir ‘a joderse y aguantar’ hasta que se decidan a poner lo que un equipo de primera línea tiene que poner.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[