Horarios

Martín Onti: “Tarzán” Mascherano

BARCELONA, España.- Con respecto al tan trillado tema del movimiento de futbolistas en el FC Barcelona apuntando a la próxima temporada, Robert Fernández, el secretario técnico, ha dado a conocer las pautas con que el club blaugrana intentará moverse este verano. La insistencia en consolidar la línea defensiva se hace notar en las declaraciones del dirigente culé cuando se refiere a la posibilidad de cambios en la estructura del conjunto catalán a partir de agosto, algo que tendría más de una lectura.
 
Sin detallar nombres que nos permitan jugar con probabilidades, Fernández deja caer insinuaciones que denotan una actitud de cambios tan obvios como necesarios. Sean por lógica o por capricho éstos tienen un denominador común en la cautela y nada de lo dicho por el secretario técnico presenta anomalías o hechos inimaginables desde la óptica general.
 
 
Cuando Carles “Tarzán” Puyol dejó la práctica activa del fútbol, el Barcelona perdió no solamente a un eximio defensa central sino, y sobre todo, a un líder natural que no se hace en ninguna cantera. El Barça quedó a partir de entonces sin conductor moral desde adentro de un campo de juego. Nadie puede discutir este punto ante la ausencia que representó Puyol para sus compañeros, y en cierta manera, Javier Mascherano mediante, este ha sido el origen de algunos contratiempos espirituales que terminaron siendo futbolísticos en el equipo de Luis Enrique Martínez.
 
Por ello es que, puestos a analizar, la confirmación casi rotunda de la continuidad del defensa argentino en la escuadra azulgrana para la venidera temporada, a nadie debería llamar por sorpresa, simplemente porque termina siendo lo más cuerdo y aceptable desde la perspectiva que se lo enfoque.
 
 
Mascherano viene a ser lo más parecido, en todo, a lo que un “Jefe” debe proyectar en una institución. A nivel de liderazgo, Carles Puyol había sido, después de Miguel Bernardo Bianquetti mejor conocido por “Tarzán” Migueli, el ejemplo en quien reflejarse, siendo “Masche” ahora la opción más adecuada a esa prioridad para una estabilidad ‘tarzanezca’. 
 
Ante la evidencia clara de tal ‘falencia’, la intención de la directiva catalana para la siguiente campaña es no perder lo que ya existe en casa. El Barcelona tiene en su número “14” algo que no posee ninguno de los demás jugadores blaugranas, ese ‘algo’ que difícilmente se encuentra en cualquier esquina y que es la prolongación de las gónadas de Puyol y Migueli.
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!