Horarios

Pocos fichajes se registraron en la Liga de España

Martín Onti: Sobriedad en la Liga Española

MADRID, España.- El negocio de los traspasos cerró anoche en el fútbol español. Este año, después de 4 seguidos, la Liga de España ha perdido ese sentido vertiginoso de invertir en la compra-venta de jugadores. La vieja supremacía en el mercado de entidades como el Real Madrid y el Barcelona se ha truncado bajo el poder económico inglés, y aquellas mareantes cantidades de dinero en la inversión de los grandes clubes españoles han quedado, por el momento, insertas en un cuestionado paréntesis. 
 
 
En la institución que encabeza Florentino Pérez, la idea más aplaudida solía estar asociada al gasto generoso en la conformación de un plantel de renombre. Las contrataciones que generaba el conjunto de la capital española, en general, se regían por la inteligencia para adquirir a algunos jugadores redituables y tener en carpeta de salida a otros que le devolviesen con creces la inversión inicial realizada.
 
Por el lado de los blaugrana, la entidad que preside Josep Maria Bartomeu no podía jactarse de la misma brillantez comercial que tenían sus vecinos de la gran meseta. Las operaciones en las que acostumbraba embarcarse el Barcelona siempre resultaban de altos costos difícilmente recuperables. En la mayoría de los movimientos de futbolistas que arriban a Can Barça los números son, a la luz de las operaciones, de cierta duda y negatividad mercantil.
 
 
Más allá del dinero que se gastaba en años anteriores, sin desmenuzar las correspondientes negociaciones del mercado de piernas entre gestores, representantes, empresas de patrocinio y aledañas partes de los tratados en cuestión, la respuesta podría tener varias aristas que nacen de la intención que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) tiene para controlar ahora a los clubes, para que los negocios se hagan con las garantías necesarias, las economías saneadas y sin sobredimensionar el mercado en el caso de inversiones extranjeras. 
 
Quizá por ello esta temporada dichas inversiones en la liga española no han tenido el impacto acostumbrado. No existió el despilfarro acostumbrado de otras ocasiones, al punto tal de hacer ver a instituciones de acotado presupuesto como las de mejor movimiento inversionista.
 
 
Asumiendo que la fortaleza económica de la Premiership inglesa es ya una razón de fuerza mayor -léase concretamente mejor aporte económico de la TV sumado a fuertes capitales foráneos- la liga española se apresta a enfrentar una de las campaña más sobria de los últimos años. 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!