Horarios

Gerard Piqué y sus salidas de tono

Martín Onti: Por siempre Piqué

BARCELONA, España.- Lo más correcto es mantener siempre la compostura pero, en ocasiones, el resentimiento puede llegar a traicionar al ser humano y a sus instintos, ocultos éstos en la contención que gobierna los actos. Siempre que hay un acontecer que deba ser festejado, las personas, Gerard Piqué en este caso particular, pueden llegar a desbordarse en proyecciones sentimentales que debido a la exaltación, a la demostración de alegría, como fue el festejo del triplete del Barcelona en el Camp Nou, actúen de una manera un tanto irracional.

No es la primera y, me temo, tampoco será la última vez que estemos mencionando las reacciones del defensa del Barça, quien nos tiene acostumbrados ya a esas muestras de carácter que no pertenecen a una persona normal. Varios son los antecedentes con que cuenta Piqué como para que nos permita fundamentar este artículo.

ARTÍCULO: Piqué se acordó del cantante colombiano Kevin Roldán en la celebración del Barça

Desde sus bromas de mala educación, como cuando escupió por la espalda a un dirigente de la Selección Campeona del Mundo mientras se festejaba a bordo de un autobús por las calles de Madrid la obtención de aquel primer título ecuménico, hasta este exabrupto casi pendenciero en contra de España, no digamos del Real Madrid, y pasando por sus salidas de tono con ‘gestos chulescos’ hacia el adversario, como la palma abierta para indicar haberle endosado 5 goles al rival, el central de Barcelona ha provocado más allá de la cuenta y ha tentado a su suerte.

Paralelo al deporte en sí, Piqué también se ha visto envuelto en problemas de encontronazos de mala conducta, de la vida común, y en los que nos ha dado garantías de no estar hablando aquí en contra de su irascible forma de conducirse tan livianamente y sin argumentos propios.

El problema, que existe en la personalidad de Gerard Piqué, puede tener explicaciones de una contenida agresión producto de resentimientos de lo que ha sucedido históricamente en España en el pasado, cuando los catalanes eran perseguidos por el mero hecho de hablar catalán y obligados a expresarse en castellano, sufriendo ese sentido de persecución que, a día de hoy inclusive, gran parte de aquella Catalunya siente como vejación a su pueblo.

No ahondaré en el problema político-social, pero, no me parece que Piqué esté actuando con corrección ciudadana, puesto que no sólo los seguidores del nuevo Campeón de Europa han nacido y viven en Cataluña, y todos merecemos respeto ante todo, siendo o no un culé a corazón abierto.

Podéis seguirme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!