Horarios

Martín Onti: A pedido del lector

MADRID, España.- El periodismo, el deportivo en este caso, es una profesión que se enaltece de comunicar -su fin principal- con el temple que la equidad de la información requiere. Luego, se van sumando los detalles del conocimiento que el investigador, es decir el periodista desprovisto de identidad partidaria, aporta desde ángulos verazmente explicados y argumentados para que el receptor de la noticia juzgue desde su propio punto de vista.

En España, este ‘fenómeno’ suele ocurrir sólo en el independentismo que un medio pueda ofrecer desde el destierro de simpatías por una camiseta y alejados del fastidioso sectarismo hacia una institución que pueda asegurarle el éxito comercial y económico a la inversión realizada.

Por décadas se ha venido siguiendo este comportamiento en la prensa deportiva española y, con el tiempo, la medida se ha transformado en una costumbre, en un hecho que pasa lejos del pensamiento analítico de quienes leen uno y otro medio, sin importar a qué camiseta pertenecen. Una actitud ‘zombi’, por lo general, que se ha apoderado del lector y que no pasa más allá de llegar al quiosco de turno para comprar las revistas de su elección, aquellas que hablan primordialmente bien de su club.

Esta semana, por ejemplo, el Consejo de Administración de Unidad Editorial ha hecho oficial el nombramiento del nuevo director de uno de los periódicos deportivos más conocidos del mundo, el Diario Marca. El hasta ahora subdirector, Juan Ignacio Gallardo, reemplaza a Óscar Campillo quien ha estado al frente del popular medio durante los últimos cinco años.

Ante el inmediato pedido de un numeroso grupo de lectores que se apresuraron a utilizar las redes sociales para expresar lo que han venido criticando desde hace años en la línea editorial de Marca, Gallardo deberá tomar un camino que satisfaga la queja de seguidores del conjunto blanco quienes le exigen que vuelva a ‘apoyar al Real Madrid’, e incluso, que haga una purga en la redacción despidiendo a los que ellos consideran ‘periodistas antimadridistas’.

De no ser así, el flamante director, desde su reconocida tribuna, deberá revertir una tendencia adicta besando las lógicas normas de lo que un buen periodismo implica, a sabiendas que ello conlleva riesgos que harían prevalecer los justos fundamentos de la información deportiva por el bien del fútbol español.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!