Horarios

Messi enamoró al mundo contra el Bayern

Martín Onti: Ópticas Personales

BARCELONA, España.- Irremediablemente, y sin atenuantes en la búsqueda de respuestas ¿Qué otra cosa que una óptica personal se puede utilizar para explicar lo que significa para el fútbol actual la figura de Lionel Messi?... No se me ocurre nada que no sea una sensación particular expresada en palabras escritas lo que podría agregar a la gran cantidad de apelativos y calificativos sobre el virtuosismo que demuestra hoy el futbolista argentino del FC Barcelona.

El mundo del deporte más popular del planeta ha venido alabando el trabajo de un hombre con cualidades extraordinarias para jugar al fútbol -desde hace bastante tiempo en estas épocas modernas- y se ha insistido en comparaciones con otros ‘cracks’ de tiempos pasados como baremo de medición para resaltar la clase indudable de Messi. Inclusive se ha intentado, en vano, que las sombras se acerquen a la claridad, sin el éxito que sólo algunas páginas de medios con intereses particulares insisten en resaltar con futbolistas como Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, varias ecuaciones que afectan al ser humano en sus diferentes etapas de la vida, han provocado que la madurez en su juego nos haya entregado a éste Messi que estamos viendo en tiempos presentes, con una proyección que nadie podría adivinar de cara a los próximos años, siempre que las situaciones del entorno se mantengan inalterables en el tiempo.

 

No recuerdo haber apreciado en los más grandes futbolistas a los que he podido ver jugar personalmente, a excepción de Don Alfredo Di Stéfano a quien he visto sólo en vídeos, que hayan desplegado un arsenal de variantes tan completas para hacer fácil el fútbol. Pelé, Cruyff, y Maradona eran estrellas superiores que tenían sus cualidades innatas para desplegar sus capacidades profesionales, pero, sin la bondad que Messi le agrega a su producción de éstos días.

 

Pienso que el cambio puede sostenerse en la capacidad de ‘La Pulga’ de haberse percato de que el Ego que todos llevamos irrenunciablemente adentro nuestro, tiene un límite que él mismo podría controlarlo con una sonrisa en la boca. 

Hechos como que ya ahora en la fila camino al campo de juego, el que cierra la hilera sea el uruguayo Luis Suárez; que Neymar efectivice algunos penales; o que actúe más veces de Xavi Hernández o de Andrés Iniesta en el planteo estratégico y táctico del equipo, le acercan cada vez más a ser el quinto Jinete del Apocalipsis junto a los cuatro que ya son parte de la imborrable historia del fútbol.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!