Horarios

Martín Onti: La palomita de las tres tiras

BARCELONA, España.- Aunque una grúa a 35 metros de altura lance un balón para que Luis Suárez la adormezca en su bota derecha con indumentaria de las tres tiras, incluso acompañado por Lionel Messi y desprovistos de la camiseta del Barcelona, Nike no renuncia al intento de cambiar la actual respuesta que la realidad le brinda a la razón. Adidas insiste, por mayor adultez en el negocio, en mantener su hegemonía dejando a la firma estadounidense en franca desventaja lucrativa con respecto a ellos debido a la gestión publicitaria que ejerce en el mundo futbolístico europeo.

La reciente pérdida de dos bastiones deportivos como son el Manchester United y la Juventus italiana a manos de la compañía fundada por los hermanos Dassler en la Baviera germana, no ha sido aún digerida convenientemente por el gigante americano que ha debido así centrarse en la contratación de un mayor número de instituciones de segundo nivel para hacer frente al poder perdido que representan los Red Devils y la Vecchia Signora sumados ahora al  de históricos como el Bayern de Múnich y el Real Madrid.

Ante tamaño accionar, el contraataque americano busca ahora un cambio que sea tan imperioso como profundo. Desde la empresa de Oregon, en el estado de Washington, la sociedad conformada en 1964 por Phil Knight y Bill Bowerman ha priorizado el cambio operacional en su política de expansión comercial encumbrando a su bandera más fuerte, el FC Barcelona, junto al Manchester City, el Atlético de Madrid y el PSG francés, para neutralizar de cierta manera el poderío teutón. 

La avanzada de la marca de las tres tiras creada en 1920 en Herzogenaurach y posicionada como proveedor principal ante los entes del poder futbolístico desde la Copa del Mundo de 1970, siguen atrayendo intereses comerciales imposibles de contrarrestar para la casa de la palomita que busca los vacíos de contextos explotables para equiparar el dominio alemán sobre el de Estados Unidos en este particular, donde justamente no coinciden como aliados.

Hoy, a nivel de entidades del fútbol de Europa, la firma germana mantiene una superioridad constatada desde la autoridad de títulos que imponen las instituciones que están protegidas por sus tres tiras, superando en la productividad general a los serviciales equipos que aún responden a la casa de Oregon… siempre y cuando aquel lema impuesto comercialmente por Walt Stack en 1988 -‘Let´s do it’- no tenga la consecuencia terminal que tuvo una década atrás para Gary Gilmore cuando dijo éstas últimas palabras ante de encontrar la pócima letal en el corredor de la muerte. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!