Horarios

Martín Onti: La ley de Murphy

BARCELONA, España.- Como una verdad en sí misma puede ser contemplada la situación actual que atraviesa el FC Barcelona. Como un hecho que debía suceder a partir de un pensamiento negativo para ser lo que debía ser. Tal cual la fatídica Ley de Murphy lo contempla desde su enunciado basado en un principio empírico que trata de explicar los hechos acontecidos en todo tipo de ámbitos, el conjunto culé ha recibido lo que el destino tenía reservado para ellos.

A grandes rasgos, la ley de la que hablamos, se basa en el adagio siguiente: ‘Si algo puede salir mal, saldrá mal’. Esta frase, que denota una actitud pesimista y resignada ante el devenir de acontecimientos futuros, sería aplicable a todo tipo de situaciones, desde las más banales de la vida cotidiana hasta las más trascendentales.

Lo acontecido estas últimas semanas a la institución catalana, no podría ser un mejor ejemplo para señalar que a veces se hace imposible escapar de lo que está reservado para que nuestra experiencia atraviese hechos que no admiten explicación, otra que aceptar que las cosas suceden por una razón y lo que toca es saber ser fuerte y levantarse de cada tropiezo.

 

Desde el mismísimo momento en que el conjunto de Luis Enrique Martínez sucumbió ante el Real Madrid por la Liga en el Camp Nou, algo especial condujo a este presente ineludible. En apenas tres semanas la hecatombe futbolística pareció apoderarse de los jugadores blaugranas y, así, jugar y perder se transformó en una realidad absoluta.

Todo salió mal en Can Barça desde aquel partido frente a los de Zinedine Zidane y llegaron a posteriori los malos resultados para los azulgranas. Al triunfo con sabor a debacle ante el Atlético de Madrid por la Champions League, le siguió la derrota en el maldito campo de Anoeta ante la Real Sociedad por la Liga, luego el fracaso del Vicente Calderón para quedar eliminados de la máxima competición europea ante los de Diego Simeone, tuvo su continuidad en este reciente sometimiento frente su público ante el Valencia que le deja en paridad con los colchoneros y a un escaso punto arriba del Real Madrid por el torneo local.

Si hace unas semanas atrás alguien hubiese osado atreverse a imaginar que a día de hoy esta sería la situación del Barcelona -el campeón de todo en la temporada anterior- ese alguien hubiese sido declarado lúdicamente insano, enemigo sin sentido de este deporte, y desconocedor del fútbol en el contexto mundial. 

Sin embargo, como para Edward Aloysius Murphy lo que debe suceder, sucederá, la escuadra catalana se encontró entre el asombro y la resignación que otorgan la incredulidad y la aceptación de los hechos que uno debe evaluar cuando no se distingue claramente a la soberbia.

También puedes seguirme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!